+212 678511270

info@jankatours.com

Tanjia Marrakechia, manjar exótico emblemático de Marrakech
fade
5804
post-template-default,single,single-post,postid-5804,single-format-standard,mkd-core-1.1.1,mkdf-social-login-1.2,mkdf-tours-1.3.1,mkdf-boxed,voyage child theme-child-ver-1.0,voyage-ver-1.4,mkdf-smooth-scroll,mkdf-smooth-page-transitions,mkdf-ajax,mkdf-grid-1200,mkdf-blog-installed,mkdf-header-standard,mkdf-no-behavior,mkdf-default-mobile-header,mkdf-sticky-up-mobile-header,mkdf-dropdown-default,mkdf-dark-header,mkdf-fullscreen-search,mkdf-fullscreen-search-with-bg-image,mkdf-search-fade,mkdf-large-title-text,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Tanjia Marrakechia, manjar exótico

La tanjia es un exquisito plato de la cocina tradicional marroquí, a base de carne de cordero aderezado con varias especias y condimentos, que se prepara en un recipiente llamando tanjia y que, como sucede otras veces, la denominación del plato es a la vez el nombre del recipiente en el que se prepara. Ocurre lo mismo con el conocido tajine.

La tanjia es un plato emblemático de Marrakech y preparado exclusivamente por los hombres. La cocción se realiza en una jarra de terracota que es introducida en un horno de leña. Estos hornos son los que solían calentar los hammams tradicionales de los barrios de la Medina, de ahí que se le atribuya su preparación a los hombres, pues según cuenta la leyenda, mientras los hombres  disfrutaban de su hammam, dejaban las jarras a cocer en las brasas del horno, en un alarde por demostrar a sus respectivas esposas que podían comer exquisitamente, sin necesitarlas a ellas. Y de este modo, nació la tanjia.

Cómo preparan la tanjia?

La preparación consiste en cortar la carne de cordero a trozos, introducirla en el recipiente de terracota y rociarla con limón y aceite de oliva. A continuación, se añaden unos dientes de ajo, comino, azafrán, agua, sal y mantequilla.

El recipiente se cierra con papel resistente al calor y se perfora. Debe cocer durante horas y horas en las brasas y nunca en el fuego directo. Aunque puede cocerse igualmente en un horno eléctrico a 150 grados durante unas 2 horas, el resultado no será el mismo.

Una vez sacado del horno podemos servirlo directamente desde la tanjia al plato o fuente, y acompañarlo de sémola de cuscús.

Podemos añadir nuez moscada a los ingredientes tradicionales, lo que le da un toque más exótico si cabe.

Los marraquechís se sienten muy ligados a la tanjia y aunque no se trata de un plato de fiesta, sí es una ocasión más para reunirse entre amigos, compañeros de trabajo o estudiantes, y compartir este plato a la hora del almuerzo. Se trata de un plato elaborado, especiado, rústico y a la vez refinado.

Podemos encontrar tanjias listas para llevar y comer, a modo de “take away”, en los puestos del Mechoui Alley (callejón del cordero), aunque puede ser algo arriesgado al no saber muy bien lo que nos puede deparar el interior.

Lo más aconsejable es dirigirse a una carnicería en la que preparen la tanjia en vuestra presencia, de este modo, además de saber lo que entra en el recipiente, será toda una experiencia sensorial el ver como se prepara.

Si visitáis Marrakech, no olvidéis probar la tanjia marrekechia.

¡Buen provecho!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies